Contra la Violencia de Género, más vale Prevenir que Curar

25nEl mes de Noviembre es un mes importante para las y los que luchamos contra el maltrato de género. El próximo 25 de Noviembre es el Día Internacional contra la Violencia Machista y saldremos a la calle a reivindicar que esta lacra tiene que parar, que no podemos seguir viendo como nuestras mujeres mueren sin que nadie haga nada al respecto.

Esto no puede ser sólo una excusa para que los partidos políticos, unos u otros, intenten recoger votos lanzando falsas promesas que nunca llevarán a cabo. La violencia machista no entiende de partidos políticos, de derechas o de izquierdas sólo entiende que personas, independientemente de su religión, raza o ideas políticas, están muriendo en manos de sus parejas por el simple hecho de ser mujeres. ¡No hay ningún otro motivo! ¿No es aterrador?

Y el problema no radica “sólo” en las mujeres que mueren, sino en las miles y miles que padecen en sus vidas maltrato, sea físico, psíquico o sexual. Parece que sólo nos acordamos de ellas cuando las vemos dentro de una caja de pino, pero no somo conscientes (o no queremos serlo) que las hay por todas partes; puede ser una compañera de trabajo, una vecina o la mujer que está atendiéndote en el supermercado. ¿Por qué sólo nos acordamos de ellas cuando ya es demasiado tarde?

Estoy cansada de ver en las televisiones los discursos cargados de demagogia de los diferentes partidos políticos que luchan por hacerse con el poder el próximo 20 de Diciembre en España y que no tiene congruencia ninguna, no saben lo que dicen! Sólo hablan y hablan sin haberse parado a analizar la verdadera problemática. Es curioso cómo proponen “endurecer las penas” de los maltratadores. ¿Eso qué significa? Que el “machito” de turno pase más años en la cárcel una vez que ya ha matado a su pareja. Que buena medida! me encanta! “Que la mate que verás la que le va a caer después”. Esa es mi traducción a esta medida. Cojonudo!

¿No nos damos cuenta dónde radica el problema?, ¿No nos damos cuenta que hay que prevenir desde YA para que ninguna mujer NUNCA más tenga que vivir este problema?, ¿De qué nos sirve aumentar las condenas? Que sí, que está muy bien que los maltratadores paguen por sus actos, como lo tiene que pagar cualquier violento que decida libremente acabar con la vida de otra como si la suya tuviese más valor. Pero en este caso, contamos con un handicap que normalmente cuando las matan, se matan después. Dos muertes y ninguna solución.

Hay que educar para prevenir que esta barbarie siga pasando. Educar desde pequeñitos/as y por qué no, educar también a la gente adulta. No nos damos cuenta pero educamos con etiquetas “Ese es un chico y esa una chica” ,”esa es española, gitana, musulmana”, ” ese es blanco y ese es negro”,…Nos pasamos la vida etiquetando qué es lo normal y lo que no lo es. Tenemos que educar en la diferencia pero olvidemos las etiquetas. Somos diferentes pero nadie es mejor que nadie. Soy mujer pero por ello no estoy hecha para fregar los platos, hacer la cena y renunciar a mi vida profesional para que tú desarrolles la tuya más cómodamente. No soy tuya ni tu eres mío. Mi vida no está supeditada a la tuya. No soy más mujer por tener instinto maternal, ni por querer quedarme en casa con mis hijos en vez de ir a trabajar. No soy más mujer por ser femenina y vestirme con falda y zapatos de tacón. Mi feminidad no me la da el quedarme callada a merced de tus decisiones.

¿Es tan complicado educar en igualdad en las escuelas y en las familias? El otro día viendo un partido de fútbol sala en un colegio, dónde todo el equipo son chicos y tan solo hay una chica, una madre decía “Mirala, pobrecita. Se siente insegura en el campo. Es que queramos o no, es una niña”  ¿Creéis que esos comentarios no influyen? A la edad de 8 años que tenía esta niña, esos comentarios son explosiones en su cabeza, están en la edad de que todo lo interiorizan y el día de mañana puede que esa niña entienda como normal que una mujer por el hecho de serlo, tenga sentimientos de inseguridad en mayor medida que un hombre.

Con esta reflexión vengo a decir que la lucha contra el maltrato de género radica no sólo en endurecer las penas de los maltratadores, tener disponibles casas tuteladas para ellas, medios económicos para encontrarles trabajo y que sean independientes económicamente,… ayudas de todo tipo! Pero no nos olvidemos de dónde está la raíz del problema. no nos olvidemos de educar. No nos olvidemos de prevenir, que como decía mi abuela “más vale prevenir que curar”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s